Antes (día 49) Tengo sueño y ahora también ¡braquets!

Posted on 22 junio, 2011

0


Martes 19 de junio… faltan 49.

Hoy fué uno de esos días que me costaron más trabajo, eso de combinar desvelarse con levantarse temprano definitivamente no, no, no es lo mío. Desde siempre a mi no me han venido nada bien las desveladas y menos a inicio de semana, me ponen de malas y solo ansío el momento de recuperar el sueño perdido, acepto que en este cambio radical de vida es de las cosas que me han costado mucho más (y también por las que me he enojado, no saben cuánto).

No quiere decir con esto que siempre haya gozado el levantarme temprano (también lo sufría), pero al menos tenía la esperanza de recuperar el sueño en una dulce siesta en algún momento de la tarde o cuando ya me iba muy mal tenía la esperanza del fin de semana. Ahora no, las mañanas son para hacer cosas pendientes, (o un tiempo de un descanso medio raro, raro, si, porque eso de siempre tener presente el irte a trabajar justo cuando todos ya se están preparando para terminar la jornada, o al menos la mitad de ella; así que es como raro ¿no?, o peor aún los fines de semana se borraron del mapa), por ejemplo hoy al fin me pusieron los braquets superiores, ahora sí comencé formalmente mi tratamiento de ortodoncia… que  ¿cómo me fué?, que ¿cómo se siente?, a decir verdad yo creo que bastante bien, obviamente siento la presión en mis dientecillos, pero nada que no se pueda soportar… ahora que lo pienso, definitivamente soporto mucho más el dolor de dientes que ¡la falta de sueño!

A propósito de eso, gracias a mi sueño… me dí cuenta de cuan diferentes pueden ir haciéndose los caminos con la gente que quieres, a mi me ha llevado muchas horas de enojo, reflexión, culpa y demás, el darme cuenta que lo aprendido de niña no necesariamente es lo mejor… mis papás tienen una forma muy diferente de pensar y hacer a la mía, definitivamente hay días como hoy que se me hacen más evidentes esas diferencias; las sufro, me irrito, me enardezco y bueno al final una culpota del tamaño de la colonia… aceptación, aceptación, aceptación y sobre todo de-sa-pe-go.

Tan, tan. Qué bueno que ya pasó el día.

Anuncios