Antes (día 25) Compasión y amor.

Posted on 16 julio, 2011

0


Viernes 15 de julio… faltan 25.

Compasión es desear que los otros se liberen de sus sufrimientos. Amor es desear que sean felices. Si cultivas ambos, tu vida nunca volverá a ser igual. (Hermano rico, hermana rica.)

Ayer de regreso a la casita, en el metro (después de llegar empapados a tomar el vagón)… justo en los cuatro asientos vecinos, iban dos personas hablando pero no precisamente una al lado de la otra… después de unos minutos me percaté que no iban juntas y que una de ellas le estaba pidiendo información a la otra. Después de otro rato, pude observar que el señor que preguntaba (por cierto muy amable), estaba golpeado, seguramente ya habían pasado algunos días del suceso, ya que las huellas de la “batalla” estaban cicatrizando… definitivamente sí que fué una “golpiza”, ya que las heridas se veían bastante fuertes, en la cabeza, los brazos, por decir algunas de las que se podían ver a simple vista… aunado a esta penosa situación, el señor que en apariencia se veía tranquilo, llevaba un envase de coca, con alguna sustancia que con la ayuda de un papel iba inhalando… en ese momento, lo único que pude sentir fué una gran compasión y amor hacia él (tal y como lo escribí al principio de esta entrada, tal y como lo dice el budismo).

Definitivamente estamos viviendo tiempos difíciles, situaciones como la que acabo de mencionar, desgraciadamente han existido desde hace mucho tiempo y creo que difícilmente puedan ser erradicadas… sin embargo, no podemos ser egoístas y pensar que no existen, son consecuencia de tantas y tantas situaciones que los seres humanos no hemos sabido manejar.

Quiero mencionar que prácticamente desde que inició este año, ya no vemos ni escuchamos noticieros… es algo así, como el haber decidido “estar a dieta de noticias”…  el resultado, ha sido estar mucho más tranquilos, y mucho más felices. No por esto negamos nuestra realidad, no por esto pensamos que no pasa nada, no por esto “tapamos el sol con un dedo”, no, al contrario, tratamos mejor de dar lo mejor de nosotros mismos en lo que nos rodea y en las cosas que somos capaces de resolver.

Desgraciadamente, las noticias se han vuelto lo mismo, simplemente con diferentes nombres y apellidos, la gente vive atemorizada (como mi mamá, que no se pierde una sola noticia… día y noche, qué daría yo porque se pusiera también “a dieta”… pero en fin, como diría “Doña Lucha, esa es otra historia”), pensamos que todo es terrible y que ya no hay solución para nada, que entonces de qué sirve hacer esto, de qué sirve hacer aquello… es algo así como lo que vivimos en la formación para tramitar nuestra tarjeta de circulación con chip, de verdad toda la gente ya vive con “la espada desenvainada”, en todo pensamos que existen triples y cuádruples intenciones… y desgraciadamente, que es hasta “lógico” y “normal” ver situaciones como la del señor en el metro.

Así que nosotros decidimos hacer como dice el dicho “el que nada sabe, nada teme”… y no precisamente digo que vivamos en una ignorancia total, más bien, es ser más selectivos con lo que llega a nuestros oídos y nuestros ojos… en esta era de la información y con el internet a la orden del día, si  de verdad sucede algo extraordinario… seguro, pero seguro nos enteramos… tal vez no al minuto, pero si a los 10 minutos  o con un par de horas de diferencia (definitivamente ese no es el problema)… el problema es estar  al tanto de cuántos muertos, cuántas balas, cuántos narcos, cuántos y cuántas cosas pasan patéticas en nuestro pais, en nuestro planeta… quitándoles la primera plana a tantas maravillas que todavía siguen existiendo en nuestro mismo planeta… como las auroras boreales, el avistamiento de las ballenas y tiburones, los viajes espaciales que ya se van a poder hacer de forma turística, que se puede ver a simple vista la estación espacial en determinados momentos del día, que existen nuevos métodos de productividad, que el método GTD de David Allen es todo un suceso, que el minimalismo está en voga como toda una forma de vivir, que el consumismo ya no es lo de hoy, que vivir endeudados no necesariamente tiene que ser la opción, que ya va a ser temporada de chiles en nogada y me ¡encantan!

En resumen vivimos tan atemorizados, que situaciones como las que les plantee en un inicio, desgraciadamente se vuelven habituales o hasta cotidianas… tanto miedo nos vuelve “irónicamente”  insensibles… y a mí, ahora me pasó justamente lo contrario, creo que ahora vi con mayor sensibilidad y asombro la situación de este hombre, que es muy fácil querer a los que nos quieren, a nuestros amigos, a nuestra familia, pero a los que están en desgracia o que nos hacen daño… simplemente nos volcamos en odio, aversión o en el mejor de los casos indiferencia.

Hoy pido por todas las personas que se encuentran en situaciones difíciles y penosas, no importa qué tan cerca o lejos se encuentren de mi, le pido a Dios y a la vida que les mande la respuesta y las guíe por el camino adecuado, que les mande todas sus bendiciones. Que al señor que vimos ayer,  sane sus heridas y cure su dolor en todos los sentidos.

De verdad hoy más que nunca empiezo a entender, que al final del camino todos estamos aquí para ser felices, todos estamos en busca de esa felicidad… pero, cuántos caminos, opciones y tentaciones no tenemos que vencer.

Gracias por la vida que tengo, gracias por las lecciones recibidas (en especial por la de hoy) y gracias por poner en su justa medida, todos los inconvenientes que hoy yo pueda tener, en verdad son todas ellas “bendiciones disfrazadas”.

Doy la bienvenida a la compasión y al amor a mi vida, porque al final de cuentas todos nos lo merecemos.

Anuncios