Antes (día 24) Gracias abuelito.

Posted on 17 julio, 2011

0


Sábado 16 de julio… faltan 24.

Día de levantarse tarde, día de aglomeraciones sabatinas, día de ir a Perisur después de mucho, mucho tiempo… día de cancelar una tarjeta más.

No deja de sorprendernos la cantidad de gente que hay los fines de semana en los centros comerciales… como decía ayer mi amorcito, “pero, ¿qué les pasa?… si ¡todavía no es navidad!”, lo que si, es que era fin de semana de quincena, fin de semana de “rebaja sobre rebaja” y para rematar fin de semana de estreno del final de “Harry Potter”.

Hoy hace 26 años murió mi abuelito, una de las personas más significativas en toda mi vida. Le agradezco haber hecho de mi infancia una época maravillosa, haberme dejado un legado importantísimo en la manera de ser y vivir de manera responsable y organizada; (a pesar de que recientemente he tenido una versión más objetiva y real, de cómo era él realmente… yo me quedo con la idea fantástica e idealizada que siempre he tenido de él). Mi recuerdo es que él era una persona sumamente honesta, recta, respetuosa, respetada, organizada, divertida y muy ocurrente; que tal vez tuvo sus fallas… pues seguramente si, pero ¿quién no las tiene?… a mi me dejó un ejemplo entrañable que hasta el día de hoy tengo conmigo.

Lamento, que desde mi percepción… aquel día de hace 26 años, al irse mi abuelito se llevó también una parte importante de mi mamá… -ya que desde lo que yo puedo observar y sentir-, él es la persona en la cual ha confiado más en la vida, mi mamá. Así, que al ya no estar aquí el, mi mamá perdió un pilar enorme en su vida… de hecho definitivamente por mucho, el más importante. Yo sé que sabe que nos tiene a mi papá, a mi hermano y a mi… sin embargo después de mi abuelito, para mi mamá -yo lo sé- la vida ya no fue igual.

En fin, un ciclo que es de vital importancia cerrar, es el no sentirme culpable, por lo que sienta o no sienta mi mamá… al final del camino y aunque suene duro, son sus decisiones y es su vida… a mi solo me queda quererla, amarla y respetarla enormemente… es por la persona que en este momento y desde ya hace muchos, muchos años, tengo mayor compasión y amor en mi vida.

¡Mamá te amo!

PD. Con mi papá es mucho más fácil… ya que el fluye, fluye, fluye… y obviamente a el también ¡lo amo, es lo máximo!

Anuncios