Antes (día 18) No hay problemas… son pruebas.

Posted on 23 julio, 2011

0


Viernes 22 de julio… faltan 18.

Pagamos ya la primera parte (de las cinco que son… confío en que ya no se junten más), de la deuda que se nos manifestó esta semana, incorporándose a los demás problemas por solucionar… ¡corrijo!, pruebas que resolver, (como acabo de aprender no son problemas, mejor hay que llamarles pruebas).

Me muero por decir que todas ya son: “¡pruebas superadas!” (como en el “Juego de la Oca” ¿se acuerdan?), pero para eso, hay que recorrer el camino y sobre todo hacer todos los esfuerzos que sean necesarios para que esto se lleve a cabo… no importa que hasta la cabellera tengamos que perder, ja, ja.

Hoy fue día de comida con mamá, me encanta su comida, me encanta verlos reír y sobre todo compartir sus experiencias, muchas, muchas gracias papás.

Hoy también fue día de estar solitos, como al principio de SATO (¡ay mi queridísimo hijo putativo, que no se tapa bien cuando llueve!). Pero en la segunda fase de la jornada, pudimos contar con otro de nuestros amados hijos putativos, que a la par que tenía que cumplir con una tarea, nos hizo saber y sentir que la gente nos quiere y que se la pasan muy bien en SATO, además de recordar viejos tiempos laborales.

Y hoy también me acordé, que tenía pendiente por compartir una canción que corresponde a una hermosa película, también gratamente recomendada por nuestra amiga que nos prestó “Violines en el cielo”, ésta es “Buscando a Forrester”, está por demás decir lo bonito que suena, lo inspirador que resulta.

Anuncios