Antes (día 13) Un cierre más… adiós karaoke.

Posted on 28 julio, 2011

0


Miércoles 27  de julio… faltan 13.

Hoy después de no sé cuántos meses… creo que desde finales del año pasado, vinieron por nuestro karaoke que ya habíamos vendido (sí, nos lo pagaron, pero este querido amigo, por sus múltiples ocupaciones, no había podido venir por él)… y bueno hoy fue el gran día.

Desde ya hace algunos meses, llevamos deshaciéndonos de cosas (incluso ya hasta hicimos una venta de garage), que en su momento fueron adquiridas por un mero deseo, impulso, aparente “necesidad”, en fin… fueron motivos para comenzar a atiborrar nuestros espacios, de generarnos deudas y al fin, que es lo peor del caso… ¡no las usábamos!

Estamos a punto de hacer lo mismo con la mesa del comedor… pero no hemos encontrado la manera de transportar el cristal (que en esencia es la totalidad de la mesa), pero en eso estamos y ya se podrá hacer.

Mi talón de Aquiles en esto de deshacerme de objetos, es la documentación, las revistas, los artículos editoriales físicos o electrónicos (que según yo, algún día ordenaré y leeré), definitivamente esa es una ardua tarea que tengo que animarme a hacer, y sobre todo será una de los ejercicios de desapego más fuertes  que tendré que llevar a cabo.

Poco a poco nuestro espacio es más amplio, más limpio, más funcional… me muero de ganas de que llegue el día, en el cual podamos construir nuestros libreros blancos, para tener todos nuestras fuentes de información y entretenimiento a la mano.

Faltan muchas cosas por depurar, pero en ese camino seguimos… y pues hoy, fue una prueba de que también en ese rubro, ahí la llevamos.

En alguna otra entrada, platicaré de cómo conocí -y me impactó- la filosofía Keisen  (con sus 5 S’s), cómo me enamoré del minimalismo… en fin, estas cosas que siempre me habían gustado, pero que de alguna manera con estos conocimientos han tomado una verdadera forma.

Pero por el día de hoy diré:

Gracias karaoke, por las veces que cantamos contigo… es muy probable que ahora lo hagas mucho más, (bueno eso espero), ¡ah! y también gracias por el espacio liberado, que atesoraré y conservaremos… y si hemos de llenarlo nuevamente, que sea de una forma más consciente.

Anuncios