Antes (día 3) ¡Tres!… Las historias verdaderamente importantes.

Posted on 6 agosto, 2011

1


Sábado 6  de agosto… faltan 3.

Y seguimos con la saga de “El Señor de los Anillos” -valla historia- y sin más qué decir, les dejo el siguiente diálogo entre Frodo y Sam, que se da, cuando Frodo está a punto de entregar el anillo, a uno de los espectros (ya casi vencido ante el mal)… Sam lo detiene y Frodo desenfunda su espada para matarlo, cuando Sam le dice:

Sam: Soy Sam, soy su Sam… ¿no reconoce a su Sam?

Frodo suelta la espada, rendido.

Frodo: Ya no quiero seguir Sam.

Sam: Lo sé, es un horror… por nosotros ¡ni siquiera estaríamos aquí!, aunque así es, es igual que en los grandes cuentos mi señor Frodo, los cuentos que eran importantes, estaban llenos de oscuridad y peligro, aveces uno no quería saber el fin, porque… cómo podría ser un final feliz, cómo podría el mundo ser como antes cuando han pasado ¡tantas cosas malas!, pero al final, las sombras sólo son transitorias, aun la oscuridad debe terminar, vendrá un nuevo día, cuando el sol brille iluminará hasta la claridad, esos eran los cuentos que permanecían, que tenían significado… aunque fuera demasiado pequeño para entender por qué, pero mi señor Frodo, creo que sí lo entiendo, ahora lo sé, porque la gente en ellos tuvo ocasión de dar la vuelta y nunca lo hizo, siguió caminando… porque tenía algo de lo cual aferrarse.

Frodo: ¿Y nosotros a qué nos aferramos?

Sam: A que el bien aun existe, lo sé mi señor Frodo, y tenemos que defenderlo.

“El Señor de los Anillos, Las Dos Torres”, 2002.

Así, que no hay que rendirnos… hay que hacer que nuestras historias sean verdaderamente importantes, de hecho ya lo son… estoy segura de ello.

También me llegó mucho la historia del Rey Theóden, que primero es presa del mal y prácticamente lo pierde todo, está tan devastado, que no se da cuenta de la muerte de su hijo, su único heredero… la vida le da una segunda oportunidad, le extrae al mal… -sin embargo-, primero presa del odio y la venganza, no acepta razones y actúa de forma arrebatada, incluso hasta arrogante… pone al frente a niños, ancianos… aun sabiendo que la batalla está perdida… gracias a la lealtad de amigos, la historia que parece tener un final irremediable, tiene un giro… sin embargo y lo más importante, el rey se da cuenta de que hay que seguir, hay que dejarse ayudar y nunca dejarse vencer, actuar de forma inteligente más no visceral.

Sí que me impactó, sí que me llegó.

Anuncios