Poniéndole fecha, 1 de diciembre ‘2012.

Posted on 8 enero, 2012

4


Definitivamente hoy fue un día memorable en mi vida, corrí más de 15km sin parar… al estilo Rocky, comenzando a correr desde la puerta de la casa.

La semana corredora, resultó particularmente diferente. Para comenzar, en el entrenamiento del miércoles nos tocaban 8K, de los cuales no llegué ni a los 5, motivo… pues con ésto del frío, nos forramos tan bien, que a la mera hora tenía muchísimo calor, cuando me quise quitar la chamarra, el cable de los audífonos estaba atorado, el ipod salió volando… y al final todo pasó, no me la pude quitar (la chamarra), me enojé y pues paramos de correr. Aparte de que me empecé a sugestionar de que eran muchos kilómetros y eso que era la distancia más corta que nos tocaba correr… así que eso de que, lo que la mente quiera o decida sobre el cuerpo… es ¡neta!, resultado: claudiqué.

El viernes nos tocaban correr 10K, sin embargo mi amorcito, a andado muy “tososo” toda la semana, y pues (lo acepto), aproveché el pretexto para decirle que igual no era una muy buena idea ir a correr… pero la realidad es que yo moría de pánico, de volverlo a intentar ya que ahora nos tocaba más distancia… sin embargo aunque las horas pasaron, a las 10 de la mañana, que me animo y nos salimos a darle, por primera vez, lo hicimos saliendo corriendo desde la puerta de la casa, como ya era tarde, acordamos que nos íbamos a ir hasta el bosque, dar una vuelta y regresar, en total corrimos un poquito más de 7K, aunque no logramos la meta en distancia, logré vencer el miedo, la flojera y sobre todo la desidia… y como dice alguna frase que también por ahí leí, ‘mas vale un mal récord, que ninguno’… así que, haberlo hecho bajo aquellas circunstancias, pues no estuvo tan mal.

Por último hoy tocaba la prueba de 16K, aprovechamos que cierran Reforma para el paseo dominical, y pues otra ves ocupamos la técnica de salir corriendo de la casa. Fue muy padre poder ver a tantas personas en sus bicis, caminando, corriendo y en patines, por todo el camino… yo me concreté en correr sin parar hasta los 8K, y de ahí emprender el regreso… y pues así fue, la técnica funcionó y corrí casi, casi, los 16K, según mi bandita Nike… ¡lo logré! y me siento muy bien y motivada.

La verdad es que el 2011, fue un muy buen año en esto de retomar en serio el mundo de las carreras… de verdad, para todos aquellos que todavía estén en el, ¿podré?, pero ni siquiera me muevo más allá de 10 metros seguidos, les digo, que en verdad yo estaba así y pues creo que ahí la llevo, nos pusimos la meta de correr la carrera nocturna de Nike 10K, y pues lo logramos maravillosamente bien, con una experiencia buenísima, a diferencia de muchos comentarios que mencionan que fue justo lo contrario, =  (.

Y hablando del 2011, ya casi hacia el final checando las carreras disponibles (para seguir entrenando), nos encontramos que el sábado 3 de diciembre se llevó a cabo el maratón nocturno de Cancun, lo cual nos resultó bastante tentador… obviamente no para hacerlo en ese momento, igual ¿porqué no?, para después.

Pero como desde hace un tiempo siempre me ha acompañado una frase, (otra frase, si creo que soy de muchas frases), que ‘la diferencia entre un sueño y una meta es solo una fecha’, y que hace poco escuché otra que la complementa muy bien, que es, ‘una meta sin un plan es simplemente un deseo’, así que yo las uno y me quedo con:

Un sueño con una fecha es una meta, pero… una meta sin un plan es solamente un deseo.

Yo he decidido hacer realidad un sueño. Hace muuuuuucho no salimos de vacaciones, este año cumplimos 10 años de casados (el 30 de noviembre) y pues ahora que estamos corriendo más en forma, ¿porqué no?, correr el maratón de Cancun, un día después de nuestro aniversario, ¿coincidencia, destino?, por cierto, nuestra luna de miel fue en ahí mismo.

Yo sé que me va a costar mucho, muchas desmañanadas, mucho trabajo de subir, bajar, sudar… pero creo que ya cuento con todos los ingredientes de la ecuación, el sueño “salir de vacaciones, correr un maratón”, la fecha “1 de diciembre de 2012”, el plan “concluir el entrenamiento de medio maratón y seguir con el del maratón”, “correr mis primeros 21k, el maratón de la Cd. de México” y por último la meta, que no solamente quiero que sea un bello deseo: “el XXVIII Maratón Internacional Nocturno Cancun 2012“, “¡vacaciones, festejando nuestra primera década de casados!”.

Así que es todo un reto, pero no está de más decir:

Convierte tus sueños en metas y no permitas que tus metas queden solamente en buenos deseos.

Ahí les iré contando, cómo vamos… por lo pronto, lunes y martes toca descanso, pero el miércoles nos esperan otros ¡10K!

Anuncios