¿Qué tal si no usara protector solar?

Posted on 7 febrero, 2012

6


Siempre he tenido pecas, pero no tantas como ahora. Y eso que uso protector solar, lo juro.

Yo tengo una relación un poco platónica o incluso enferma con el Sol, lo amo, no puedo vivir sin él, los días en que no aparece definitivamente no son lo mismo para mí… mis días favoritos son los soleados, con cielo azul, nubes blancas y airecito (¿les suenan los días de octubre o algunos de febrero?…¡esos, esos!), sin embargo no puedo dejar que me toquen de lleno sus rayos.

Desde chiquita cuando íbamos a nadar y me asoleaba, tenían mis papás que ponerme montones de bloqueador solar, porque soy de las que se enrojecen como camarón, jamás, pero jamás me he bronceado… como les digo, nada más me enrojezco, me enardezco y me despellejo -jaja- suena hasta chistoso, pero se siente ¡HORRIBLE!

Así que por más que lo ame, tengo que estar alejada de él. Echarme montones de protector y a disfrutarlo en su mayoría y mientras se pueda desde la sombra.

Con esto de la corrida, pues resulta inevitable sentirlo y que me haga sentir sus consecuencias, como les decía, ahora tengo más pecas gracias a él y obviamente a los añitos que han ido pasado -no importa- pero ¿saben?, las pecas nunca me han molestado y al contrario, ¡me gustan y las disfruto!, al igual que mis canitas, que día a día cada vez son más, ¡me gustan y las disfruto!

¡Imagínense!¿Qué tal si no usara protector solar?

Y hablando de protector solar… este video tiene su historia, fue la primera recomendación que nos hizo nuestro primer hijito putativo -casi recién nos conocimos-, aquella primera vez que lo vimos, nos encantó, cada vez que lo veo, le encuentro cosas nuevas y ahora, añitos después, me sigue moviendo montones de emociones, la vida sigue, el por ejemplo (nuestro pequeño chamaco) ya está aprendiendo a volar cada día más lejos… y así nosotros, seguimos en éste viaje, con altas y bajas como todos, con nuevas experiencias, más hijitos putativos que amamos y un montón de historias por compartir.

Igual y algunos ya lo han visto, pero en verdad vale la pena recordarlo… y pues para los que no, ¿qué esperan?, pónganle PLAY.

Anuncios