El ejercicio es malo para el cuerpo. ¡¿?!

Posted on 1 julio, 2012

5


Mi dicho en los últimos meses, es que el ejercicio es malo para el cuerpo. ¡Sí!, porque cuando haces ejercicio te duelen cosas y músculos que jamás habías considerado. No te puedes mover con la misma agilidad que lo hacías como cuando eras sedentario y por varios días tienes el efecto ‘mounstro’… Y ¿qué es el efecto mounstro? Pues es aquel que se manifiesta cada vez que te quieres agachar o hacer un movimiento que requiere un mayor esfuerzo, emites rugidos parecidos a esto: “¡AWRRR!”. Igualitos a los de un mounstro, o ¿no?

Por ejemplo, a mí ahora me está pasando que cada vez que he logrado alcanzar una meta significativa en mi camino por el running, ya sea por distancia o por tiempo, me queda un sentimiento de depre postmeta, que es algo así, como el resultado del ramillete de sensaciones físicas y emocionales, después de haber llevado la adrenalina, el entusiasmo y obviamente el físico al máximo. ¡Me siento feliz!, pero quedo tan adolorida que se me hace dificilísimo retomar el camino de la disciplina, recomenzar o mejor dicho continuar con los entrenamientos y con todo lo que ello conlleva. Se vuelve todo un reto. Es por eso que para mi, es otra razón para pensar que el ejercicio es malo para el cuerpo… ya que mi mente y mi corazón se tienen que enfrentar a pruebas y retos que de repente no quieren vencer. ¡Ah, qué rico es quedarse en la zona de confort!, ¡qué digo!, ¡ah, que rico es quedarse en la camita en lugar de levantarse a torturar una vez más! Corriendo, corriendo, subiendo pendientes indeseables y dolorosas, haciendo las detestables abdominales, desplantes y cosas por el estilo, ¡terrible!

Sin embargo, en mi última depre postmeta, he durado tantos días sin correr… que puedo decir y comprobar que el ejercicio, finalmente con todas sus cosas malas, definitivamente es lo mejor que le puede pasar a nuestro cuerpecito. Hace que tengamos mucha mejor resistencia y sobre todo eso de las endorfinas que nos hace sentir tan bien, se recompensa en nuestra salud, en tener una mejor actitud, comer mejor, dormir mejor (con todo y los dolores), nos mantiene más saludables y fuertes para que las enfermedades nos ataquen con menor fuerza. Por ejemplo, en mi caso, el no haber hecho ejercicio en los últimos días, me dejó más vulnerable para enfermarme de gripa y pues obviamente tener menos ganas de hacer ejercicio (círculo vicioso), por lo tanto está por demás decir que no hacer ejercicio, sea cual sea, no es una buena idea para nuestro cuerpo, definitivamente eso sí es ¡muy malo!

Así que retomo las maldades del ejercicio, con todo y su efecto mounstro… porque la satisfacción de vencerme a mi misma, lograr alcanzar metas y proponerme alcanzar otras, se recompensa y se nota de todo a todo.

Un maratón me espera, de verdad que ya está a la vuelta de la esquina y si no sigo rugiendo, ahí si que me va a doler mucho, ¡sobre todo el orgullo de no haberlo realizado! Por eso ahora disfrutaré y hasta me sonará melódico el ¡AWRRR!

Conclusión: Para mi, el ejercicio es malo para el cuerpo ¡¿!? (porque si lo haces se siente y te duele). Pero evidentemente es más malo ¡no hacerlo!

Anuncios